Si te has preguntado para qué sirve el Rhodogil y si lo puedes tomar con problemas dentales, ¡este artículo es para ti!

A continuación, en la Clínica Dental Barrigón, aclaramos todas tus dudas y te daremos una guía práctica para que soluciones tu problema dental.

¿Qué es Rhodogil?

Es un antibiótico que tiene una composición de dos antibióticos de alta eficacia, 750000 UI de espiramicina y 125 mg de metronidazol. Es muy utilizado por los odontólogos por su gran eficacia en el tratamiento de gérmenes dentales, con resultados excelentes en infecciones de la cavidad bucal.

Es importante que sepas que este medicamento solo se vende con prescripción médica. Normalmente su presentación es en forma de comprimidos.

¿Para qué sirve el Rhodogil?

Es muy utilizado por odontólogos para el tratamiento de infecciones dentales. A continuación os mostraremos algunas enfermedades en donde este antibiótico actúa de manera efectiva:

–       Enfermedades periodontales

Son un grupo de patologías infecciosas causadas por bacterias que afecta el periodonto, es decir, el tejido de soporte de nuestros dientes. Cuando la extensión de la enfermedad afecta las encías provocando una inflamación que se considera reversible hablamos de gingivitis.

Cuando la extensión de la enfermedad, además de una inflamación de las encías provoca una pérdida del soporte del hueso de nuestros dientes, entonces hablamos de periodontitis.

Esta pérdida de soporte provoca que las encías se retraigan exponiendo dientes más largos. La causa principal es la acumulación de bacterias que consideramos patógenas para nuestras encías.

Puede existir una susceptibilidad genética que hace que el cuerpo reaccione de una manera mucho más exagerada ante la presencia de esas bacterias. Además, existe una serie de factores como el tabaco, el estrés o enfermedades sistémicas como la diabetes.

Estos factores pueden acelerar o empeorar el proceso de la enfermedad e incluso impedir un éxito total del tratamiento.

El odontólogo indicará un antibiótico que puede mejorar los resultados del tratamiento, por lo general, Rhodogil.

–       Abscesos dentales

Es una inflamación dolorosa llena de pus causada por una infección bacteriana. Un absceso es una condición seria, ya que la infección se puede trasladar a otros órganos vitales como el corazón, los pulmones o el cerebro.

Un absceso se puede producir en cualquier parte del diente, el más común es el periapical y se produce en la punta de la raíz. También se puede generar abscesos periodontales en las encías que se encuentran al lado de la raíz del diente.

Los odontólogos lo tratarán drenándolo y sacando la infección. En algunos casos se debe realizar tratamiento de conducto y medicación farmacológica con antibióticos.

–       Caries profundas

Es una enfermedad de origen bacteriano que se acerca a los tejidos del diente y los desmineraliza. Cuando comemos el azúcar de los alimentos es transformada en ácido  mediante la acción de las bacterias presentes en nuestra boca.

Estos ácidos dañan el esmalte de los dientes provocando caries. Cuando la caries se hace más profunda y ataca la dentina, es entonces visible y algunas veces dolorosa. Deberás visitar inmediatamente al odontólogo para que interrumpa la evolución de la caries.

Sin tratamiento la caries evoluciona más hacia el centro del diente provocando el famoso dolor de muelas siendo necesario un tratamiento de conducto. En algunos casos los odontólogos prescriben antibióticos para prevenir futuras infecciones.

–       Cirugía oral y maxilofacial

En estos casos de cirugía oral, exodoncias, colocación de implantes dentales, es muy común la prescripción de antibióticos para evitar que las bacterias ocasionen infecciones.

¿Cómo se debe tomar el Rhodogil?

Es importante que sigas las indicaciones del odontólogo, no te automediques.

Los antibióticos deben ser tomados de 3 a 7 días, según lo indique el especialista teniendo en cuenta la dolencia.

Algunos especialistas indican el Rhodogil para personas mayores a 15 años, de 4 a 6 comprimidos diarios en 2 o 3 tomas durante 6 a 10 días. Es importante seguir las indicaciones del odontólogo, puesto que no seguir las recomendaciones puede retrasar la recuperación o, en el peor de los casos, agravar la dolencia.

Tampoco debes dejar de tomarlo antes del tiempo indicado aunque notes que tus síntomas han desaparecido, puesto que también promueves la resistencia de los gérmenes.

Rhodogil: Recomendaciones importantes

El uso de este antibiótico debe ser acompañado por una serie de acciones importantes que te ayudarán a superar tus problemas con mayor facilidad, como son:

  • Debes eliminar el foco infeccioso de manera local, de lo contrario no sirve de nada tomar antibiótico.
  • Si tienes algún problema de salud en el hígado debes comunicárselo a tu odontólogo, ya que este antibiótico se elimina a través del hígado.
  • Este medicamento contiene sorbitol, si eres intolerante a la fructosa no debes tomarlo.
  • El color de tu orina se puede tornar de un color rojizo oscuro producto de los pigmentos hidrosolubles del antibiótico.
  • Si estás embarazada o sospechas que lo estás no debes tomar este medicamento, ya que traspasa la barrera placentaria.
  • No consumas bebidas alcohólicas mientras tomas este antibiótico, ya que puedes presentar náuseas, vómitos, sudoración, enrojecimiento de la piel.
  • Para que el medicamento sea absorbido de mejor manera por tu organismo debes tomarlo fuera de las comidas.

Medicamentos que pueden producir alguna interacción

El Rhodogil es un antibiótico seguro que ha sido probado por diferentes científicos en un gran número de estudios. Sin embargo, existe una pequeña probabilidad de que reaccione de manera desfavorable con estos medicamentos:

  • Antiácidos con componentes de algeldrato.
  • Anticoagulantes
  • Cimetidina
  • Disulfiram

Uso de Rhodogil en odontología

Recientemente la organización mundial de la salud emitió una advertencia sobre el uso de antibióticos: “El mundo se está quedando sin antibióticos eficaces”.

Según datos de la OMS para el año 2050, 10 millones de personas morirán por infecciones por bacterias inmunes a los antibióticos, si no revierte la tendencia actual.

Por eso debemos revertir esa proyección producto del uso inadecuado de los antibióticos como el Rhodogil. Los que más prescriben antibióticos son los cirujanos bucales y maxilofaciales, seguidos de los periodoncistas y endodoncistas.

Prescribir antibióticos cuando no es necesario no solo contribuye a favorecer la resistencia bacteriana, sino que expone al paciente a los efectos secundarios que tiene todo fármaco.

Por otro lado, esto también es consecuencia de la automedicación, y este mal uso de los antibióticos genera resistencia bacteriana.

Muchas veces tomamos dosis inadecuadas, o pensando que aliviará el dolor, pero se debe ver la causa de ese dolor, ya que no todos los antibióticos funcionan para cualquier enfermedad.

Los antibióticos de alto espectro nos ayudan a controlar infecciones que llevan mucho tiempo en la boca, pero lo que realmente resuelve el problema es la atención odontológica.

La mayoría de pacientes toman antibióticos sin tratar el problema de base donde se origina el dolor o problema dental que lo afecta. La visita al odontólogo es altamente necesaria cuando aparecen este tipo de afecciones, y no tomar de manera automática medicamentos como el Rhodogil.

Hemos llegado al final de esta guía sobre el Rhodogil y sus usos. Si quieres conocer más detalles sobre este y otro medicamento, consulta directamente con nuestros expertos.

Visítanos

Calle Dos de Mayo, 13,
47004 Valladolid

Contáctanos

983 397 823 | 626 044 319
info@clinicadentalbarrigon.com

Horario

Lunes-viernes: 9:00 h. a 20:30 h.
Sábado y domingo cerrado

Call Now Button
Abrir chat