Qué es la periodontitis

La periodontitis, conocida también como la enfermedad de las encías, consiste en la infección que se produce en las encías y que cuenta con la particularidad de que daña el tejido blanco de las mismas. En el caso de que no se lleve a cabo un tratamiento adecuado, es posible que se llegue a destruir el hueso que sostiene el diente. Con la pérdida de estabilidad que ello puede llegar a provocar.

En último término, la periodontitis puede llegar a provocar que los dientes se aflojen o, incluso, que se pierdan. Por esta razón, es importante que tengamos en cuenta que debemos acudir a nuestro periodoncista experto desde el primer momento en el que se observan los primeros síntomas. En Clínica Dental en Valladolid Barrigón, podrás encontrar la máxima profesionalidad de un equipo completo de periodoncia.

El primer aspecto que conviene tener en cuenta es que nos encontramos ante una patología muy frecuente. No obstante, cuenta con la particularidad de que puede prevenirse en gran medida. Por lo que se pueden reducir al máximo sus consecuencias. En la mayoría de los casos, cuando surge la periodontitis, es posible obtener su origen en una mala higiene de nuestros dientes. Así como en la interiorización de una serie de malos hábitos alimenticios.

Asimilar unas nociones básicas en materia de higiene nos ayudará a minimizar las posibilidades de sufrirla. Cepillarse los dientes después de cada comida, hacer revisiones dentales con regularidad y prestar atención a cada señal que se produzca en alguna de nuestras arcadas puede ayudar a minimizar el riesgo de sufrirla.

No obstante, es recomendable acudir a un periodoncista para poder recibir una valoración general. Así como evaluar el riesgo que padecemos de poder sufrir este tipo de patologías.

Las causas de la aparición de la periodontitis

En la mayoría de los casos, el desarrollo de la periodontitis comienza con la placa. Es decir, una película compuesta principalmente por bacterias que se sitúa en nuestras encías. En el caso de que esta placa no sea tratada de inmediato, es el momento en el que puede provocar periodontitis.

La placa se forma en los dientes cuando los almidones y los azúcares de la comida interactúan con las bacterias que se encuentran en la boca. Por esta razón, es suficiente con cepillarse los dientes dos veces al día y utilizar hilo dental. No obstante, si no tenemos una continuidad, es posible que se vuelva a formar rápidamente. Por lo que es conveniente interiorizar la importancia que se desprende de este tipo de acciones.

En el caso de que la placa se endurezca bajo la línea de la encía y se convierta en sarro, éste es más complejo de eliminar. Al mismo tiempo, el sarro se caracteriza porque contiene un gran número de bacterias. Por encima a los que es capaz de concentrar la placa. Por lo que es importante prestar atención al momento en el que el sarro comienza a aparecer.

En el caso de que el sarro aparezca, conviene saber que no se puede eliminar ni con un cepillado de dientes ni con la ayuda del hilo dental. Es necesaria la intervención de un profesional para poder eliminarlo por completo.

Es precisamente esta placa la que puede causar gingivitis. La gingivitis es el tipo más leve de enfermedad de las encías. Actuando como la irritación y la inflamación de la parte del tejido que rodea la base de los dientes. Como consecuencia de que es una de las fases iniciales de la enfermedad, conviene saber que es posible revertir la situación con un tratamiento profesional y un buen cuidado, a posteriori, de la higiene bucal en casa.

Si la inflamación continúa, es cuando se produce la periodontitis. Esta patología provoca el surgimiento de las bolsas entre las encías. Así como del llenado de los dientes de la placa, el sarro dental y las bacterias. Con el paso del tiempo, este tipo de bolsas se hacen mucho más profundas y consiguen acumular un mayor número de bacterias.

En el caso de que no se lleve a cabo un tratamiento sobre la periodontitis, es posible que la estabilidad de nuestros dientes pueda quedar comprometida. Llegando a perder uno o más dientes. Además, si se produce una inflamación crónica, será nuestro sistema inmunitario el primer damnificado.

Prevención de la periodontitis

El mejor modo que existe para poder prevenir la periodontitis es focalizar nuestros esfuerzos en todo lo relacionado con la higiene bucal. Al mismo tiempo, es importante que seamos capaces de integrar estos hábitos y que formen parte de nuestro día a día. De este modo, estaremos utilizando los recursos necesarios para poder minimizar el riesgo a este tipo de situaciones.

A continuación, diferentes acciones que te ayudarán a asegurar el equilibrio de la salud bucodental que necesitas.

  • Una buena higiene bucal: Como ya hemos mencionado, una buena higiene bucal es la mejor opción por la que podemos decantarnos para prevenir la periodontitis. Cepillarnos los dientes durante un par de minutos tres veces al día nos ayudará a poder tener el máximo control sobre la higiene de nuestros dientes. Al mismo tiempo, el uso del hilo dental antes de llevar a cabo el proceso de cepillado nos permitirá eliminar todas las partículas sueltas que provienen de los alimentos y de las bacterias. Una buena higiene bucal de los dientes permitirá el desarrollo de un buen ambiente para que nuestros dientes puedan permanecer exentos a cualquier elemento que pueda poner en riesgo el equilibrio de nuestra dentadura.
  • Una visita regular a nuestro periodoncista: Como sabes, una visita regular a tu dentista de confianza te puede ayudar a prevenir cualquier posible riesgo que se desprenda de un mal mantenimiento de nuestra dentadura. Visitar al dentista o higienista dental para hacerte la limpieza de manera regular será clave. Especialmente en aquellos casos en los que emerjan determinados factores de riesgo que permitan aumentar las posibilidades de contraer periodontitis. Por esta razón, es importante que tengamos en cuenta todas las necesidades que se desprenden de este tipo de escenarios. Asegurando en todo momento la máxima eficacia por parte de nuestro equipo de expertos.

Como puedes comprobar, son muchos los pasos que podemos recorrer para minimizar las posibilidades de sufrir este tipo de patologías. En Clínica Dental Barrigón, en Valladolid, contamos con la aparatología más innovadora del mercado, así como con un método único, que nos permite asegurar en todo momento la mejor experiencia posible para nuestros clientes.

No lo dudes más, visita nuestro centro y descubre todas las ventajas que podemos ofrecerte. Nuestro equipo de profesionales te está esperando para resolver cualquier cuestión que te pueda surgir. ¿A qué esperas para conocernos?

Visítanos

Calle Dos de Mayo, 13,
47004 Valladolid

Contáctanos

983 397 823 | 626 044 319
info@clinicadentalbarrigon.com

Horario

Lunes-viernes: 9:00 h. a 20:30 h.
Sábado y domingo cerrado

Call Now Button
Abrir chat