El flemón es uno de los problemas dentales más habituales y comunes que hay en lo que se refiere a la higiene bucodental. Debido al dolor que provoca y a la propensión de algunas personas a sufrirlo, se deben tomar varias precauciones para evitarlo, así como que también se recomienda actuar rápidamente en el momento de su detección, a fin de encontrar la solución adecuada para que esto deje de molestarnos cuanto antes y no empeore su estado.

Desde la Clínica Dental en Valladolid Barrigón te ayudaremos a comprender las causas, consecuencias y el tratamiento indicado para el flemón dental. Para esto, te brindamos en este artículo una guía orientativa gracias a la cual, una vez termines de leer, tendrás las herramientas necesarias para dar solución a este problema dental. En caso de que seas un profesional de la salud, leer este artículo también te vendrá bien para repasar y clarificar algunos conceptos que podrían serte de utilidad en tu práctica profesional a la hora de exponer el problema a tus pacientes.

Antes de nada, te recordamos que ante dolor, inflamación o cualquier sensibilidad que se sienta en el diente o en la encía, es aconsejable que solicites cita médica para comprobar la gravedad del problema a tratar, sea el caso de un flemón o de cualquier otra afección.

¿Qué es el flemón dental?

El flemón dental (o abscesos dentales, según se denomina en terminología médica), es la acumulación de pus o secreción que se produce en forma de bolsa. Esta acumulación se genera en la encía, junto a un diente o una muela en cuya raíz existe una infección bacteriana de algún tipo. Generalmente, este absceso puede producir dolor, hinchazón, sensibilidad extrema y molestias a quien lo padece.

Esta patología es bastante común, pero es una de las más dolorosas que hay, afectando el desarrollo normal y habitual de lo que se considera una boca sana. El flemón genera bastantes molestias al ingerir alimentos o beber líquidos, por lo que se recomienda una inmediata atención médica, a fin de evitar posibles problemas posteriores más graves.

¿Por qué salen flemones en la boca?

Aunque las causas pueden ser muchas, dependiendo de la boca y los hábitos de cada persona, sí que se pueden tener en cuenta algunos potenciales orígenes, aunque todos tienen un denominador común: En cualquier caso, se trata de bacterias que han penetrado dentro de una pieza dental de la boca y están produciendo malestar e hinchazón.

Algunas de las causas que deben considerarse a la hora de saber si la afección que se tiene está producida por un flemón, son las siguientes:

  • Mal tratamiento, tratamiento inadecuado, incompleto o mal realizado de la curación de una caries, lo cual puede incluir fracturas de piezas dentales como consecuencia de esta mala praxis en su curación.
  • Gingivitis: La irritación, inflamación o hinchazón de las encías a causa de una deficiente higiene bucal.
  • Golpes o traumatismos en alguna de las áreas de la boca.
  • Muerte de un nervio dental o necrosis pulpar, que es cuando el diente ya no percibe estímulos ni sensibilidad, pero puede sentir presión al comer o beber.
  • Periodontitis, que es otro tipo de infección que puede darse en las encías. En este caso, se daña el tejido blando. Si no es tratada adecuadamente, puede destruir el hueso que sostiene los dientes.

Cabe recalcar que estas son solo algunas de las causas que pueden originar el problema de los flemones, pero también puede haber más síntomas relacionados con otras patologías que, de igual manera, pueden afectar a la salud bucodental del paciente. En cualquier caso se recomienda una atención médica inmediata.

¿Cuáles son los síntomas de los flemones?

Cada cuerpo es distinto y, por lo tanto, cada uno de nosotros reacciona o siente de manera diferente. Sin embargo, hay una serie de síntomas que pueden, casi inequívocamente, orientarnos en sí en que lo que nos afecta tiene que ver o no con un flemón dental.

Debemos prestar cuidadosa atención a algunos factores, como si tenemos dificultad para abrir o cerrar la boca, fiebre, un dolor muy fuerte en el área afectada, o si sufrimos inflamación en la encía y, por consiguiente, en el rostro.

Dado que los flemones son bolsas de pus, esta infección se expande en el área de la boca, provocando así una anomalía en la encía y una molestia. Esta anomalía es palpable, dado que el paciente podrá notar fácilmente al tacto esta irregularidad en su boca.

Los flemones, en caso de no ser atendidos a tiempo, buscarán seguir su curso y, por lo tanto, buscarán continuar su expansión en la boca, lo cual provocará que cuando alcancen el máximo de su hinchazón y tamaño puedan reventar, expulsando y descargando el líquido contenido en la bolsa. Por eso, desde la Clínica Dental Barrigón, informamos en distintos artículos cuáles son nuestras recomendaciones para la adecuada higiene de la boca y, puntualmente en el caso de los flemones, sugerimos que, de acuerdo a su detección, se atienda el problema de manera inmediata.

¿Cuál es el tratamiento para los flemones?

Como cualquier otra afección, la recomendación es mantener y tener siempre una correcta higiene bucal y un calendario de revisiones odontológicas programado previamente, ya que como sabemos, ante las enfermedades siempre es mejor prevenir que curar.

De todos modos, en el caso de que nos haya aparecido un flemón, al llegar a nuestra consulta médica se nos prescribirán antiinflamatorios para aliviar el dolor y la inflamación, así como también antibióticos para erradicar por completo la infección que sufrimos. Este tratamiento recetado deberá ser respetado en tiempo y forma indicadas por el profesional. En algunos casos se puede recomendar la implementación de enjuagues bucales con agua fría o tibia, a la que se añadirá un puñado de sal de mesa para aliviar las molestias y ayudar al correcto drenaje de la infección acumulada.

Tras la eliminación total de la infección, se realizará una endodoncia, un procedimiento que consiste en la extirpación de la pulpa dental y el posterior relleno y sellado de la cavidad pulpar con alguno de los materiales usados en odontología. Esto ocurrirá en caso de que el diente pueda ser salvado. En caso contrario, se extraerá el diente o muela afectada, no habiendo otra solución más que perder la pieza dental.

Algo importante a tener en cuenta y prestarle atención, es la recomendación que damos sobre esta problemática: Es fundamental dar rápida atención a este tipo de afección, porque los problemas que pueden ocasionar pueden ser mucho peor. Si este tratamiento no es aplicado a tiempo o correctamente, el flemón puede causar afección no solo en la pieza dental de la infección, sino también en piezas dentales contiguas, lo que podría provocar más extracciones y tratamientos, así como también la debilidad o destrucción del hueso generando un problema directo para la salud en general.

Encuentra tu solución en la Clínica Dental Barrigón

Desde la Clínica Dental Barrigón contamos con un equipo especializado y profesional que atenderá tu problema de la mejor manera posible. En caso de que tengas esta afección o creas que puedes tenerla, te recomendamos que contactes con nuestro cuerpo médico a fin de solucionar esta problemática o dolencia que está provocándote algún tipo de malestar.

¡Concierta una cita, nosotros nos ocupamos de todo lo demás!

Visítanos

Calle Dos de Mayo, 13,
47004 Valladolid

Contáctanos

983 397 823 | 626 044 319
info@clinicadentalbarrigon.com

Horario

Lunes-viernes: 9:00 h. a 20:30 h.
Sábado y domingo cerrado

Call Now Button
Abrir chat